Mascarillas caseras para exfoliar tu piel

Mascarillas caseras para exfoliar tu piel

La exfoliación elimina la piel muerta y elimina cualquier resto de superficie que pueda estar obstruyendo los poros.

Deja tu piel más brillante, más lisa y más tonificada aplicando cualquier de las siguientes mascarillas caseras que tenemos para ti:

Nota: Antes de comenzar, asegúrate de no tener heridas recientes en la piel y si es así, con medicamentos como la bencilpenicilina, podrás sanar rápidamente.

Mujer con mascarilla

Mascarilla de Bicarbonato de Sodio Y Miel

Esta máscara es ideal para pieles secas o maduras que necesitan exfoliación. El bicarbonato de sodio elimina suavemente las células muertas de la piel que obstruyen los poros.

La miel está llena de antioxidantes y es naturalmente antibacteriana, además de súper hidratante. Se extrae la humedad en la piel y actúa como una barrera protectora.

La vitamina E también es un gran antioxidante que hace maravillas para reparar la piel dañada y envejecida. La canela también ayuda a desintoxicar tu piel y aumentar el flujo de oxígeno, dándote ese brillo deseado.

Combina todos los ingredientes en un tazón, aplica una capa gruesa en tu cara, trabajando la mezcla en tu piel con un movimiento circular. Deja que la máscara seque durante 15 minutos y luego enjuague con agua tibia.

Mascarilla de ácido láctico de Naranja y yogurt

El yogur natural es una gran fuente de ácido láctico natural, que es un excelente exfoliante. El ácido trabaja para eliminar los restos de la superficie de la piel, revelando una piel más brillante, más clara y más lisa debajo.

El jugo de naranja fresco agrega una dosis de ácido cítrico, que ayuda a aclarar la piel. Su contenido de vitamina C también combate los radicales libres y ayuda a reparar el daño ambiental.

Mezcla todos los ingredientes en un tazón hasta que estén bien mezclados. Aplica la mezcla en tu cara con suaves movimientos circulares. Deja que la máscara se seque durante 10 minutos. Enjuague bien con agua tibia.

Máscara de ensalada de frutas

Esta es una de las mejores mascarillas caseras ya que perfecciona la piel con una mezcla de tres ácidos que se encuentran en las frutas.

El ácido glicólico de la piña, el ácido cítrico del jugo de limón y el ácido tartárico de las uvas exfolian las células muertas de la piel. Minimiza los poros, reduce la hiperpigmentación, mejora el tono de la piel, suaviza la textura y ayuda a eliminar manchas de tu piel.

Muele piña y uvas en un tazón hasta que no queden trozos grandes. Vierte una cucharadita de jugo de limón y mezcla bien los ingredientes.

Masajea la mezcla en tu piel hasta que se aplique uniformemente. Deja que la máscara repose durante 15 minutos.

Lava con agua tibia y seca suavemente con un paño o toalla limpio y suave.

Mascarilla de ácido láctico con leche y avena

El ácido láctico en la leche exfolia las células muertas de la piel y revela una piel más lisa y clara debajo.

La avena es uno de los ingredientes más nobles para las mascarillas caseras ya que suaviza la piel, mientras que la canela actúa como un antioxidante desintoxicante, combatiendo el daño de los radicales libres.

Máscara de harina de arroz y té verde

El té verde tiene antioxidantes increíbles. Repara y renueva la piel al tiempo que la protege del daño ambiental y la contaminación.

La harina de arroz exfolia suavemente y te deja una piel radiante y brillante.

Prepara tu té verde durante quince minutos, una vez que se haya enfriado, agrega una cucharada de harina de arroz. Mezcla bien hasta que esté mezclado y suave.

Aplica la máscara en pequeños movimientos circulares para maximizar los beneficios exfoliantes. Deja la mezcla en tu cara durante 15 minutos. Enjuague con agua tibia.

Las mascarillas caseras son excelentes opciones para combatir las arrugas en la cara y puedes prepararlos fácilmente en casa con los ingredientes de tu cocina. ¡Anímate!

Jeanette Welch