Leche en fórmula para tu hijo

la mejor fórmula para bebé

Los niños pequeños, especialmente los bebés, son vulnerables a las enfermedades transmitidas por los alimentos. Es por eso que aquí te muestro algunos consejos para escoger la leche en fórmula.

Los bebés pueden tener dificultades para combatir las infecciones porque su sistema inmunológico aún no está completamente desarrollado.

Corren un mayor riesgo de desarrollar una infección incluyendo bebés prematuros, de bajo peso al nacer o sistemas inmunes debilitados.

Fórmula infantil en polvo

La fórmula en polvo para lactantes se puede usar para lactantes sanos y a término completo, y también para lactantes de alto riesgo en situaciones en las que no se dispone de leche en polvo líquida estéril.

Existen muchas leches en fórmula de las cuales puedes elegir, cada una con diferentes ingredientes para satisfacer las necesidades de tu pequeño, ahora es más fácil comprar productos en una farmacia con servicio a domicilio.

Consejos para preparar y manipular fórmula infantil en polvo

Puedes reducir el riesgo de enfermedades transmitidas por los alimentos para tu bebé siguiendo estos pasos en casa:

-Limpia tus mostradores y utensilios.

-Lávate las manos con agua caliente y jabón, limpia y desinfecta los utensilios, los termómetros digitales de alimentos y los mostradores antes de preparar la fórmula para bebés.

-Asegúrate de que todas las botellas, cucharas, tetinas, tapas y otros equipos estén esterilizados colocando los artículos en una olla con agua hirviendo durante 2 minutos. Si estos artículos no se usan de inmediato, puedes cubrirlos y almacenarlos en un lugar limpio.

Alternativas para bebés sanos:

Para los bebés sanos a término, puedes usar agua hervida previamente que se haya enfriado a temperatura ambiente para preparar la fórmula en polvo para bebés. Es mejor alimentar a tu hijo de inmediato.

Sin embargo, la fórmula preparada se puede mantener en el refrigerador por 24 horas. Si eliges refrigerar la leche en polvo preparada, debes seguir las instrucciones para preparar la fórmula para su uso posterior.

Recuerda, una vez que hayas comenzado a alimentar a tu hijo, el biberón debe usarse dentro de las 2 horas.

¿Cómo sé que mi bebé está comiendo lo suficiente?

Si tu bebé moja muchos pañales con orina diluida, es probable que esté comiendo lo suficiente. Los chequeos regulares con el pediatra ayudarán a determinar si tu bebé está recibiendo suficiente.

Por otro lado, si notas que  tu hijo no está ganando el peso adecuado, es probable que necesites aumentar la leche que se le da.

Los bebés amamantados a menudo comen cada 2 a 2 ½ horas en las primeras semanas. Si le das la fórmula infantil el suministro de leche debe disminuir.

A medida que tu bebé crece, es posible que tengas algunas preocupaciones sobre qué alimentos incorporar en ciertas etapas de la vida.

Cada bebé se desarrolla de manera diferente, así que consulta al médico de tu hijo antes de comenzar a darle alimentos sólidos.

fórmula para bebés

Preparando la fórmula para su uso posterior:

Sigue las instrucciones anteriores para preparar la fórmula en polvo para lactantes.

La leche en polvo debe colocarse en botellas esterilizadas individuales y enfriarse rápidamente bajo agua fría, y mantenerse a una temperatura regular. Usa cualquier fórmula preparada dentro de las 24 horas.

Cuando esté listo para usar la leche en polvo preparada, vuelva a calentarla colocando la botella en un calentador de botellas o agua caliente durante no más de 15 minutos hasta que esté entre la temperatura ambiente y la temperatura corporal.

No uses un microondas porque no calienta la fórmula completamente y puede crear puntos calientes que pueden escaldar la boca de tu bebé.

Una vez que hayas recalentado la fórmula infantil preparada, alimenta a tu hijo de inmediato. La botella debe usarse dentro de las 2 horas. Todas las sobras deben ser desechadas. No refrigeres y reutilices la fórmula recalentada.

¿Cuánta fórmula necesita mi bebé?

El número de alimentos y la cantidad de leche en polvo que se toma en cada alimento varía entre los bebés y con el tiempo. La leche en polvo puede proporcionar pautas generales sobre la cantidad de fórmula que su bebé puede necesitar.

Ahora si a alimentar a tu pequeño

Después de estos consejos que te comparto veras que no es difícil, sigue estos tips paso a paso para que así puedas darle una mejor alimentación a tu bebé, recuerda que cada pequeño es diferente así que la leche podría variar conforme a sus necesidades.

Visita a tu pediatra y pregúntale las dudas que te puedan surgir con el paso del tiempo, no te desesperes y ten mucha paciencia. ¡Nos vemos pronto!

Related Post