Los beneficios de la vitamina C

Alimentos con vitamina C

La Vitamina C es una vitamina hidrosoluble, es decir que se disuelve en agua y se puede encontrar en algunas frutas y verduras. Las cantidades de vitamina que sobran se eliminan del cuerpo a través de la orina, por eso necesitamos consumirlas constantemente.

La vitamina C es necesaria para el crecimiento y reparación de tejidos en todo el cuerpo, pero además de ser necesaria cuenta con varios beneficios. A continuación beneficios que tal vez no conocías de esta vitamina:

Contribuye a la regeneración muscular

Chico tomando un baño

La vitamina C tiene un importante papel en la producción de colágeno, presente en los huesos, tendones y músculos.

De ahí que su ingesta sea especialmente recomendada en el caso de deportistas que acostumbran a sufrir lesiones.

La vitamina C contribuye a la regeneración de los tejidos. Ayuda a reparar y mantener el cartílago, los huesos y los dientes. También es importante que elimines el estrés diario. 

Combate el estrés oxidativo

Las propiedades antioxidantes son las más conocidas de la vitamina C. Cuando practicamos deporte obligamos al cuerpo a producir una fuerte carga de oxígeno que provoca un desequilibrio y genera radicales libres.

La vitamina C tiene la propiedad de inhibir la oxidación que provocan. Es un antioxidante exógeno, lo que significa que se introduce a través de la dieta.

Ayuda a prevenir enfermedades degenerativas como el Alzheimer y la arterioesclerosis, al igual que la prevención de la mutación celular que causa el cáncer.

Regenera

Es indispensable a la hora de sanar heridas y formar tejido que ayuda a cicatrizar.

Si lo que buscas es regenerar o mejorar tu sistema inmune puedes confiar en las tabletas de redoxon con su rico sabor naranja. Te recomendamos consumir este medicamento antes y durante las épocas de frío, que es donde más estamos expuestos a enfermedades.

Previene las enfermedades cardiacas

Chico con corazón rojo

El ácido ascórbico disminuye el colesterol lo que evita que la grasa se adhiera a los vasos sanguíneos, reduciendo la posibilidad de sufrir infartos.

Mejora el sistema inmunológico

El consumo de vitamina C para reforzar el sistema inmunológico ha sido objeto de numerosos estudios.

Algunos han demostrado que en el caso de deportistas se redujo hasta a la mitad los casos de resfriado común.

Además, también ayuda a prevenir infecciones intestinales, frecuentes en personas que se someten a esfuerzos intensos.

Consumir vitamina C no reduce el riesgo de resfriarse, pero los resfriados pueden ser más cortos o con síntomas muy leves.

Por otro lado al combinar la vitamina C con Zinc se forma una dupla que previene los resfriados comunes y disminuye los síntomas y duración de los mismos, ya que los dos contienen altos niveles inmunológicos y antioxidantes.

Facilita la absorción del hierro

Los deportistas que practican entrenamientos de gran intensidad están expuestos a una disminución de los glóbulos rojos.

Es lo que se conoce como anemia ferropénica. El consumo de vitamina C contribuye a combatirla porque facilita la absorción del hierro en el intestino.

Esperamos que te decidas a consumir más alimentos con vitamina C y puedas gozar de estos beneficios. 

Related Post