Pañales ecológicos, una solución a la contaminación en México y el mundo.

Pañales ecológicos, una solución a la contaminación en México y el mundo.

¿Alguna vez te has preguntado cuánto contaminan los pañales desechables?, no importa si tienes bebés o aún no, el tema es digno de reflexión para tomar acciones preventivas o corregir algunos hábitos.

La importancia de poner este tema sobre el tintero radica en algo que ha sido evidente los últimos años en México y el mundo: cada vez existe más conciencia del cuidado que debemos dar a nuestro planeta y en esta medida las personas buscamos aportar con nuestro granito de arena. Una forma de ayudar es la utilización de pañales ecológicos.

Por supuesto como padres lo primero que procuramos es el bienestar y la comodidad denuestos pequeños, pero por qué no combinar este objetivo con el cuidado del planeta.

 Así al momento de elegir qué va a usar tu hijo si pañales desechables, de tela o ecológicos; una buena pregunta es ¿Cuánto contamina un pañal? En un cálculo rápido, un bebé utiliza unos 6 pañales al día lo que en suma resultan en unos 5400 pañales durante sus primeros 30 meses.

¿Cuál es la alternativa a los pañales desechables?

Una alternativa entre los pañales desechables y los de tela, son los pañales ecológicos, que pueden ser reutilizados y a la larga tendrán un efecto positivo en tu bolsillo y economía; porque a nadie le gusta ser responsable de producir más contaminación y aunque –a veces – somos reacios al cambio y nos pudiera llegar a parecer engorroso, bien vale la pena meditar el tipo de pañal que usarán nuestros hijos.

Entre sus beneficios secundarios y paralelos, los pañales ecológicos estimulan la autonomía e independencia de tu hijo pues al no resultarles cómodo estar con la pipi rozando su piel, comienzan a avisarte que necesitan ser cambiados de pañal, no cabe duda de que esta alternativa es positiva para todos y bien vale la pena que tu pareja y tú la tomen en cuenta.    

Es posible que también te interese: 10 consejos de salud y nutrición, basados en la ciencia

Jeanette Welch