Tu aliado contra el envejecimiento

Chica con manos en su cara

El envejecimiento de la piel, está producido entre otros, por una serie de factores externos, básicamente la radiación solar, que lo acelera modificándolo no solo cuantitativamente sino también de forma cualitativa.

¿Quieres conocer más para contrarrestar el envejecimiento de la piel? Continúa leyendo:

Claves para cuidar tu piel

La lucha frente al envejecimiento cutáneo se puede plantear bajo dos puntos de vista.

En primer lugar con carácter preventivo, retrasando las manifestaciones del envejecimiento de la piel, y por otro lado con carácter reparador, mejorando el estado de una piel envejecida.

Los objetivos deben ser conseguir una buena hidratación de la epidermis, proteger de los radicales libres y de la radiación solar, y para esto los beneficios de la vitamina C serán lo mejor para ti. 

Para la hidratación epidérmica se pueden utilizar proteínas y ceramidas de cadena corta y ácidos grasos libres, ceramidas y derivados del colesterol.

Una vez conseguida la hidratación debemos retrasar la involución de la dermis, mantenerla joven, para ello se utilizan estimulantes celulares como los extractos de centella asiática y extracto de timo, vitamina C, vitamina A, ácido pantoténico y fibronectina, los cuáles podrás encontrar en las cremas de sesderma. 

Vitamina C es conocida por su capacidad antioxidante y antirradicales, interviene en la síntesis de colágeno por parte del fibroblasto.

Se ha demostrado tambien su efecto protector frente a la radiación UV. Son numerosos los derivados de Vitamina C que se utilizan.

Para la protección frente a los radicales libres, se emplean antioxidantes naturales como las vitamina E y C, betacaroteno, glutation reducido, piruvato que impiden la aparición de peróxidos o los neutralizan, y por supuesto el empleo de filtros solares de utilidad incuestionable en la prevención del fotoenvejecimiento.

Contracción o Relajación de los fibroblastos

Chica con piel linda

Los fibroblastos son las células responsables de mantener la matriz extracelular como productores de colágeno y elastina, etc.

Su contracción o decontracción se transfiere al tejido conectivo y provoca una tensión o una relajación de la piel.

En nosotros existen grandes variaciones en la producción de melatonina, presentando niveles altos en la infancia y disminuyendo considerablemente en la vida adulta.

En este sentido, se ha comprobado que la disminución de la secreción de melatonina acelera los procesos de envejecimiento.

La melatonina es una hormona natural segregada, principalmente, en la glándula pineal, aunque también se ha encontrado en otros muchos órganos, como retina, timo, riñones, placenta, intestino, sistema inmunitario, piel…

De especial interés, son los beneficios de la melatonina como antioxidante y protector celular, dada su capacidad para neutralizar los radicales libres causantes del daño tisular y patologías neurodegenerativas.

Estudios in vitro revelan una capacidad antioxidante, más efectiva que la vitamina E, ácido ascórbico o glutation.

su aplicación tópica se derivan una serie de acciones como efecto antirradical, efecto antiarrugas, regenerador cutáneo, despigmentante y protector celular frente a radiaciones ionizantes o tratamientos post quimioterápicos.

La población mayor mundial busca una vida más saludable, e intenta conseguir todo aquello que se lo facilite.

envejecimiento cutáneo debe tratarse asociando varios activos para conseguir una mayor efectividad.

Por otro lado, el futuro de este tratamiento puede estar en el estudio de los genes, que nos indicarán el preparado más adecuado a cada tipo de piel y sobre todo, para aclarar la piel. 

Esperamos que esta información te haya servido para retrasar el envejecimiento de tu piel y luzcas joven por más tiempo.

Related Post