¿Cómo saber si tengo una infección urinaria?

¿Cómo saber si tengo una infección urinaria?

Una infección del tracto urinario (ITU) es una infección del sistema urinario, que incluye la vejiga y la uretra. Cualquiera puede contraer una infección urinaria, pero son más comunes si tienes vulva.

¿Crees que puedes tener una infección urinaria? Tomar amoxicilina de 500 mg o algún medicamento del grupo de la penicilina adecuado y también, seguir con alguna de estas recomendaciones:

¿Qué es una infección urinaria?

Una infección del tracto urinario, o ITU, es una infección en tu sistema urinario, que incluye:

• Vejiga – el órgano que recolecta y almacena orina
• Uretra: el tubo que transporta la orina desde la vejiga fuera del cuerpo

Hay dos tipos de infecciones urinarias: cistitis y uretritis. La cistitis es una infección de la vejiga. La uretritis es una infección de la uretra.

Si no te tratas, cualquiera de estos puede propagarse y causarte una infección renal. Entonces, aunque las infecciones urinarias son realmente comunes, debes tomarlas en serio.

¿Qué causa las infecciones urinarias?

Es bastante fácil contraer una infección del tracto urinario. Las bacterias que viven en la vagina, las áreas genitales y anales pueden ingresar a la uretra, viajar a la vejiga y causar una infección.

Esto puede suceder durante la actividad sexual cuando las bacterias de los genitales, el ano, los dedos o los juguetes sexuales de tu pareja se introducen en la uretra.

Las infecciones urinarias también pueden ser causadas por clamidia, gonorrea u otros organismos o confundirse con dolores de estómago.

¿Cuáles son los síntomas de una infección urinaria?

Uno de los síntomas más comunes de una infección urinaria es la necesidad frecuente y urgente de orinar. Puedes sentir que necesitas orinar todo el tiempo, incluso si acabas de ir. Otros síntomas de ITU incluyen:

• Dolor o ardor al orinar
• Orina maloliente o turbia
• Sangre o pus en la orina
• Dolor, presión o calambres en la parte baja del abdomen, la espalda o los costados

Estos síntomas no siempre son causados por una infección urinaria. Otras infecciones, como las ETS o la vaginitis, pueden causar micción dolorosa o frecuente. Solo un médico o una enfermera pueden saber con certeza si tienes una infección.

Si sientes que tienes este padecimiento, consulta a tu médico para que pueda evaluarte, en ocasiones los síntomas no los detectamos a la primera y puedes causarte una enfermedad o infección mayor.

Jeanette Welch