¿Qué pasa cuando sientes el cuerpo cortado?

¿Qué pasa cuando sientes el cuerpo cortado?

Se considera infección a la invasión de un microorganismo patógeno que se puede multiplicar en los tejidos y otras partes del cuerpo. Su causa puede ser la presencia de bacterias, hongos o virus y pueden ser locales o sistémicas.

Cuando pescamos una infección, el cuerpo empieza a combatir el malestar de inmediato y en el momento en que esta batalla por mantener la salud y debilitar al microorganismo que está afectándonos inicia, nos podemos sentir realmente incómodos. ¿Te ha pasado?

Pues esa sensación es comúnmente denominada “cuerpo cortado”, aunque su nombre oficial es malestar general. El malestar general se caracteriza por una sensación general de molestia o enfermedad y nos ayuda a advertir la posible llegada de una infección.

Sigue leyendo para que conozcas más sobre qué es tener el cuerpo cortado y así, puedas medicarte lo más pronto posible:

Cómo detectar los síntomas del cuerpo cortado

Chico con cuerpo cortado y chica cuidándolo

Algunos de los síntomas que vamos a mostrarte puedes padecerlos al mismo o sólo algunos, pero para eso puedes tomar medicamentos como antifludes, que te ayudarán a combatir las molestias de la gripe y a sentirte mejor cuando tengas el cuerpo cortado: 

  • Fatiga
  • Poco apetito
  • Náusea
  • Mareos
  • Escalofríos
  • Dolor muscular y cabeza
  • Dolor de garganta
  • Dolor de huesos
  • Fiebre
  • Problemas para respirar
  • Problemas para dormir
  • Ojos irritados y con constante lagrimeo
  • Poco bienestar

Es importante reconocer el malestar general o cuerpo cortado, pues así podremos actuar a tiempo y prevenir una infección más grave.

 

Frena los síntomas

Las sensaciones del cuerpo cortado pueden iniciar de manera lenta o rápida dependiendo del tipo de enfermedad y es que tanto enfermedades agudas como la gripe, neumonía y bronquitis, como crónicas (tuberculosis, SIDA, hepatitis) inician con un malestar general del cuerpo.

Por eso, es importante que atiendas las necesidades de tu cuerpo y no dejes de cuidarte, podría ayudarte tomar té en la noche, para relajar tu cuerpo antes de dormir.

Si las molestias duran más de una semana o tienes otros síntomas además de los mencionados en el cuadro del malestar general, consulta a tu médico.

Jeanette Welch