Evita una infección estomacal en tu bebé

Mamá tocando vientre de su bebé

Lavarse las manos y mantener los objetos limpios son las mejores defensas que tiene para evitar que tu bebé contraiga una infección estomacal.

Algunos virus sobreviven en las superficies por varios días y algunos virus como el norovirus pueden sobrevivir hasta el uso del gel antiséptico para manos. Evita que tu pequeño se enferme seguido siguiendo estas recomendaciones:

 

Cuidado de 24 horas

Por lo general, la mayoría de los pediatras te dirán que el vómito no dura más de 24 horas cuando tu bebé contrajo una infección estomacal.

Muchos niños no siguen esta regla. Una vez que el virus que causa problemas en el estómago se afianza en un niño comienza el vómito.

Para esto también debes de tomar medidas de higiene en sus chupones para bebés preferidos, si notas que está sucio evita que se lo lleve a la boca y si tiene más de 3 meses de uso, será mejor que lo reemplaces con un nuevo.

Medicamentos

Es común que los niños necesiten medicamentos cuando se están recuperando de una infección estomacal. Aunque algunos medicamentos están disponibles para el uso en los niños, la mayoría de los niños no necesitan medicamentos recetados.

Habla con tu pediatra si crees que tu niño ha estado vomitando por más de 24 horas o si se está deshidratando. Recuerde que el vómito es una reacción del cuerpo del niño para protegerlo y liberarse de la infección.

Jabón, agua y lejía

Mamá e hija lavando cosas para evitar infección estomacal

El jabón, el agua y el sentido común son los mejores desinfectantes. Limpiar tu hogar para evitar que se esparza la infección es absolutamente necesario.

No necesitas de productos costosos, solo de mantener las cosas bajo control. Con algunos de los virus más infecciosos que causan el vómito, sólo 10 partículas virales pueden causar la enfermedad.

Además de agua y jabón trata de usar una solución con lejía diluida para limpiar las superficies rígidas.

¡Trabaja como un detective!

Algunas veces simplemente no podrás determinar de dónde provino la infección estomacal. Pero esto no debe disuadirte de desempeñar el papel de un detective de las infecciones. El único problema es que esto es simplemente una pérdida de tiempo.

Pasarás más tiempo con tu pequeño

Hay una ventaja ocasional del terrible virus del estómago. Y es que tenemos que encontrar algo bueno para mantenernos optimistas.

Cuando nuestros niños están enfermos es cuando verdaderamente nos desmuestran que nos necesitan más que a nadie en el mundo.

 

Los bebés se recuperan bastante bien de una infección estomacal, aunque la diarrea puede durar por varios días y necesitarás bajar la fiebre. Sin embargo, la capacidad que tienen nuestros niños para recuperarse siempre nos sorprenderá. ?

Related Post