Beneficios de hacer ejercicio en casa

Chica haciendo ejercicio en casa

No se trata de ser el hombre con un cuerpo perfecto o la famosa mujer 10 de la película protagonizada por Bo Derek, sino de activar al organismo en simples rutinas para hacer ejercicio en casa. 

Son muchas las investigaciones e informes científicos que hablan de los beneficios de hacer ejercicio, pero sólo la idea de comprar costosos equipos o pagar por un gimnasio desalienta a un gran número de personas, eso sin mencionar lo difícil de encontrar el tiempo dentro de nuestra agitada vida, tanto laboral como social.

Dejando de lado las estadísticas que busca determinar exactamente cuánto ejercicio se debe hacer, aquí te ofrecemos una serie de recomendaciones para que puedas comenzar haciendo ejercicio en casa, durante los días de cuarentena:

Ahorras tiempo y dinero

Quieras que no, trasladarte al gimnasio te va a quitar tiempo. Además, tienes que preparar tu maleta, empacar, pensar qué ponerte, arreglarte y luego de tu ejercicio perder aún más tiempo en volver.

Sin mencionar el costo que implica la membresía. Sin embargo, en tu casa ejercitarte es prácticamente gratis. Claro que puedes comprar un poco de equipo, como pesas, ligas, un tapete, pero la realidad es que muchas rutinas funcionan con tu propio peso así que las herramientas son un extra.

Si estás por comenzar una rutina, toma en cuenta que debes acostumbrarte al dolor muscular, pero si quieres aliviarlo y no puedes salir de tu hogar, llamar a farmacias con servicio a domicilio será una buena opción para pedir el tratamiento indicado para sentirte mejor y olvidarte de la sensación de dolor en todo cuerpo, esto te ayudará a continuar el día de mañana.

Flexibilidad de horario

Chica haciendo ejercicio en casa

¡El gimnasio en casa siempre está abierto! No hay espacio para las excusas. En tu casa siempre podrás ejercitarte sin importar cuán saturada esté tu agenda.

Lo único que necesitas es disciplinarte para que realmente cumplas con tu meta.

Mejor concentración

Al ir a los gimnasios y convivir con tantas personas puede llegar a distraernos. Para ejercitarte necesitas concentrarte.

Una distracción puede ir desde algo tan sencillo como perder la cuenta de tus repeticiones hasta algo tan peligroso como hacer mal un movimiento y arriesgarte a lastimarte.

En cambio, hacer ejercicio en casa te permite concentrarte por completo en cada uno de tus movimientos y también aliviar el estrés. 

Higiene

Aunque es regla de gimnasios limpiar la máquina que acabas de usar, muy pocas personas la aplican. Lamentablemente en los gimnasios terminas lidiando con el sudor y las bacterias de medio mundo.

Hay muchas historias de personas que adquieren infecciones serias por la mala higiene de su gimnasio. Por ejemplo, muchos sitios tienen reglas como: “queda estrictamente prohibido orinar dentro de las regaderas”. Eso tiene una razón de ser. En cambio en tu casa, la higiene está bajo tu control.

Comodidad y privacidad

Algunas somos muy tímidas al ejercitarnos o quizás el ambiente de tu gimnasio está plagado de gente que nada más va a chismear.

¡Es horrible! Si tú no vas a presumir, ¿por qué tienes que lidiar con los que nada más van a ver? Al hacer ejercicio en casa puedes usar la ropa que quieras, sin miedo a sentirte juzgada. Por mucha confianza que una tenga, hay miradas que de plano incomodan.

Variedad de rutinas

Además, en tu casa puedes probar una rutina diferente cada día dependiendo la parte del cuerpo que quieras trabajar.

O quizás probar ejercitarte con baile, hacer yoga, flexibilidad, etc. Todo desde la comodidad de tu hogar y sin tener que esperar al horario en que comienza la clase que quieres probar.

¿Qué otra cosa necesitas para comenzar hacer ejercicio en casa? Verás que te sentirás mucho mejor y podrás activarte de manera diferente.

Related Post