Maneras de tratar una infección vaginal

Chica con post it en vientre

Si es la primera vez que experimentas los síntomas de una infección vaginal, debes visitar a un ginecólogo para verificar que realmente tienes una infección por hongos y no otra cosa.

Pero si tiene infecciones recurrentes por hongos, habla con tu médico acerca de otras formas seguras de tratar una infección por hongos, tal vez con medicamentos antibióticos como clindamicina o el que tu doctor te recete.

Sigue leyendo para obtener información sobre algunos remedios caseros populares para tratar una infección vaginal:

Yogurt griego

El yogurt puede considerarse un probiótico porque contiene bacterias vivas, como Lactobacillus acidophilus. Estas bacterias son esenciales para crear un ambiente saludable en tu vagina y repercute en tu flujo vaginal. Pueden ayudar a tratar un crecimiento excesivo causado por un desequilibrio.

Confirmado en un estudio de 2017, comer yogurt ayuda a aumentar el microbioma intestinal y puede reducir la levadura en el cuerpo. Si no te gusta el yogurt, entonces toma probióticos. Los probióticos se toman mejor con alimentos.

Ácido bórico

El ácido bórico es un poderoso antiséptico que algunas mujeres afirman que es útil para tratar una infección vaginal que son resistentes a otros remedios.

El ácido bórico es tóxico en grandes cantidades. Puede provocar daño renal, insuficiencia aguda del sistema circulatorio o la muerte si absorbe lo suficiente. Para evitar esto, no uses ácido bórico en la piel rota y no lo tomes por vía oral.

¡Si estás embarazada no debes usar ácido bórico en ninguna forma!

Aceite esencial de orégano

El orégano común, o la mejorana de Origanum, es lo que generalmente encuentras en la sección de especias de tu supermercado. El aceite de orégano se usa para tratar infecciones de la levadura no es del mismo tipo.

Busca aceite de orégano hecho de orégano silvestre u Origanum vulgare, contiene timol y carvacrol, que son potentes antifúngicos.

Supositorios y suplementos probióticos

Chica con manos en vagina y vientre

Los probióticos ayudan a restablecer el equilibrio bacteria-levadura en todo el cuerpo y así, contrarrestar una infección vaginal.

Los suplementos orales tardan unos 10 días en alcanzar su efecto completo, por lo que algunas mujeres usan probióticos como supositorios vaginales para ver los resultados más rápidamente.

Aceite de coco

El aceite de coco es un aceite graso derivado de la carne del coco. El aceite tiene muchos beneficios para la salud, incluidas las propiedades antifúngicas.

Los estudios han demostrado que el aceite de coco es efectivo contra C. albicans, lo que hace que este remedio casero sea uno de los pocos con una fuerte evidencia de que realmente funciona.

Para tratar una infección vaginal por hongos con aceite de coco, asegúrate de comprar aceite de coco puro y orgánico. Puedes aplicar el aceite directamente en el área afectada.

¡Con estos remedios caseros podrás eliminar esa molesta infección vaginal! Si después de hacer alguno el ardor, mal olor o tus malestares siguen, será mejor que suspendas el remedio y corras con tu ginecólogo de confianza.

Related Post