Tipos y remedios del dolor de piernas

Tipos y remedios del dolor de piernas

El dolor en cualquier parte de las piernas es un síntoma común de trauma o enfermedad.
Las causas traumáticas incluyen lesiones deportivas, otras causas pueden relacionarse con los vasos sanguíneos, nervios, músculos, articulaciones, tejidos blandos o huesos.

El dolor de piernas a menudo se puede tratar en el hogar, pero si el dolor es repentino, intenso o persistente, o si hay otros síntomas, puedes tomar medicina para aliviar dolores como cafiaspirina y así, ir después con un especialista para una revisión.

En este artículo analizarás algunas causas comunes del dolor de piernas y algunos tratamientos caseros:

Tipos

Piernas de una atleta

El dolor de piernas puede clasificarse principalmente como neurológico, musculoesquelético o vascular, o puede superponerse.

Dolor musculoesquelético

Los ejemplos son crepitación, reconocida por un estallido o crujido en la rodilla, o artritis , una enfermedad autoinmune que afecta las articulaciones de la cadera, la rodilla o el tobillo.

También si un músculo, tendón o ligamento está tenso, por ejemplo, durante una caída, cualquier dolor será musculoesquelético.

Dolor vascular

Las causas incluyen EAP, trombosis venosa profunda (TVP), celulitis, infecciones, venas varicosas y eccema varicoso, donde el dolor se acompaña de decoloración de la piel.

Dolor neurológico

Las afecciones incluyen síndrome de piernas inquietas, en el cual las piernas se contraen incontrolablemente, neuropatía o daño a los nervios y dolor del nervio ciático. El dolor neurológico puede estar presente incluso cuando descansa.

Remedios

Las diferentes causas del dolor de piernas pueden tener síntomas similares. Obtener un diagnóstico correcto aumenta las posibilidades de recibir el tratamiento adecuado, si es necesario. Identificar los síntomas y su aparición puede ayudar a encontrar un diagnóstico apropiado.

Para reducir los factores que causan dolor de piernas, se recomienda a las personas:

• Evitar o dejar de fumar
• Hacer ejercicio moderado, según lo recomendado por un médico
• Controlar los niveles de azúcar en la sangre, colesterol y lípidos
• Controlar la presión arterial
• Adherirse a la terapia antiplaquetaria para reducir los coágulos sanguíneos
• El ejercicio y una dieta saludable son beneficiosos.

El dolor de piernas tiene muchas causas diferentes, una de ellas está ligada a los tipos de emociones que experimentes últimamente, y los síntomas a menudo se superponen. Si persisten, empeoran o dificultan la vida, la persona debe consultar a un médico.

Jeanette Welch