El coste emocional del estrés laboral

que hacer si tienes estrés laboral

Son demasiadas personas las que ponen en riesgo su salud a causa de que tienen demasiado estrés en el trabajo.

El estrés laboral tiene un coste emocional que puede afectar a la salud de las personas. Este tipo de estrés afecta a casi todas las facetas de tu vida.

Cuando los entornos de trabajo son estresantes, pueden ser perjudiciales para la salud y afectar cosas como la presión arterial, dolores de cabeza, dolores musculares, el sueño y la actividad física Pero también afecta a tu autoestima y a tu estabilidad emocional.

Por ejemplo, el exceso de cortisol (también conocido como “la hormona del estrés”) liberado en momentos de estrés puede aumentar las tasas de agitación, ira, irritabilidad, distracción y poca concentración. “Incluso aumenta la probabilidad de experimentar síntomas de depresión y ansiedad.

¿El resultado? Tienes más control sobre cómo tu estrés de 9 a 5 influye en tu mente, cuerpo y espíritu de lo que piensas.

A continuación, vamos a haberte de algunos escenarios comunes en el lugar de trabajo que inducen el estrés y cómo cambiarlos para mejorar tu salud física y mental.

El jefe tóxico y el estrés

Este tipo de jefes te cortan, te señalan con el dedo, participan en juegos de poder y lideran desde un lugar de miedo. Puedes sentirte aislado y acosado todo el tiempo.

Además, las personas que trabajan con un jefe tóxico obtienen un puntaje más alto en una medida clínica de depresión y tienen más probabilidades de involucrarse en el acoso laboral.

No todos los jefes malos son tóxicos, algunos son solo gerentes pobres. Para averiguar con qué estás tratando, habla sobre lo que te está molestando. Tu jefe no puede arreglar lo que no se da cuenta de que está haciendo.

Pero antes de entrar en esto, métete en su cabeza. Intenta entender la motivación. Por ejemplo, ¿tu jefe está recibiendo mucha presión de su superior? Acércate a tu jefe con compasión y comprensión, asá bajará la guardia.

Al final, si determinas que el veneno es demasiado profundo, desvía tu atención de tu jefe hacia tus desempeños laborales, algo sobre lo que tienes control.

evita el estrés laboral

El síndrome del impostor

Si te sientes como un fraude en el trabajo, pero en realidad eres una persona bastante capaz y bien calificada, te ha golpeado el síndrome del impostor.

Es probable que descartes tus logros y constantemente sientas que no eres lo suficientemente bueno.

Esto puede conducir a un miedo generalizado a ser ‘descubierto’, preocupándote de que cualquier error pueda sacar a la luz tu indignidad.

La cuestión es que probablemente no seas tú, sino tu cultura laboral. La microgestión o estar en un entorno altamente competitivo donde los colegas se enfrentan entre sí, son grandes factores desencadenantes,

La forma más efectiva de conquistar el síndrome del impostor es comunicarse con personas fuera de tu espacio profesional para obtener apoyo.

Estas personas están en mejores condiciones para ayudarte a ver el panorama general de tus habilidades generales. Por otro lado, buscar el apoyo de quienes están en la misma pista puede empeorar el Síndrome.

Muchas veces nuestras defensas se encuentran bajas y es por eso que comenzamos a tener un estrés que no nos deja continuar con nuestras actividades para contrarrestar este síntoma, necesitarás de Redoxon para anivelar tu nivel de defensas y así continuar con tus labores.

La mentalidad siempre activa

Si no puedes desconectarte del trabajo, terminas descuidando tu cuidado personal y tus relaciones, lo que puede afectar tu estado de ánimo y conducir a un estrés crónico y no administrado.

Muchos temen perder su trabajo si dejan el trabajo a una hora razonable o tienen límites de disponibilidad. En algunos casos esas son preocupaciones razonable…

Sin embargo, demasiadas personas nunca han intentado establecer límites. La verdad es que es posible que seas más respetado cuando comunicas claramente tus límites en el trabajo.

Comienza poco a poco delegando una tarea a otra persona y / o practicando un retraso asertivo, lo que significa que en lugar de decir ‘sí’ de inmediato, di que necesitas algo de tiempo para pensarlo.

Toma tu almuerzo completo lejos de tu escritorio. Mira cómo responden las personas y construye tus límites personales en el trabajo a partir de ahí.

Related Post