Los antojos aparecen de repente y no se pueden ignorar. Cuando el cuerpo pide un determinado alimento, haremos lo que sea para encontrarlo. El antojo de chocolate es a menudo uno de los manjares más delicados y deja a muchas personas con un punto débil. Algunas personas asocian los antojos de chocolate con ansiedad, depresión o angustia emocional.

Pero, ¿Qué pasa con los antojos de chocolate? En particular, este deseo está asociado con un fenómeno químico. La necesidad de comer chocolate surge como respuesta a los niveles reducidos de serotonina en el cuerpo, algo que se repone con el consumo de alimentos como estos. Su disminución puede ser provocada por situaciones de estrés o falta de nutrientes. Al aumentar la serotonina en el cuerpo, el cuerpo se siente relajado y con bienestar, lo que te hace feliz. 

Estrés y hambre

¿Por qué se antoja el chocolate en la noche?

Los niveles de serotonina pueden fluctuar a lo largo del día. Estos niveles suelen ser altos por la mañana y más bajos al final del día.

Esto es lo que hace que los antojos de chocolate aparezcan en las últimas horas del día, no solo al despertar. 

El deseo compulsivo por el chocolate no debe ignorarse ni subestimarse, ya que podría ser una señal de que la depresión o el estrés se esconden detrás de estos deseos. A veces también se asocia con niveles bajos de ciertos minerales, como el magnesio. Si tu cuerpo te dice que comas chocolate a un ritmo poco saludable, puedes consultar a tu médico o dietista.

Chocolate partido

No tiene nada de malo consumir dulces o chocolates de vez en cuando, ya que están relacionados con el placer de degustar y los puedes disfrutar como postres en chili’s Delivery. Pero si experimenta antojos en una situación similar, es probable que pueda analizar algunos patrones de comportamiento con su médico y, si esos antojos no se controlan, también debe hacerse una prueba para determinar la causa.

Categorías: Comidas